Pregón de La Democracia 1996

 volverPOR    CÁNDIDO ARMAS RODRÍGUEZ

chacon-Fuente: Lancelot nº 675 de 21-06-96 pág. 46

(…) “Un sutil recorrido y reflexión sobre la trayectoria de Arrecife y, como no, por la sociedad Democracia, de manos del alcalde de la capital, Cándido Armas, sirvió para abrir una de las fiestas más tradicionales y seguidas de Arrecife. El pregón de Armas abrió el telón de las fiestas de San Pedro. Como cada año la directiva del centro social y cultural ha organizado un amplio programa de actos para festejar a su particular patrón. Comenzaron el pasado día 8 con los primeros encuentros deportivos, para seguir más tarde con diferentes obras de teatro o la misma lectura del pregón del día 4”. (…)

Fuente:La Voz de 15-06-96

(…) El alcalde de Arrecife, Cándido Armas leyó ayer el pregón de estas fiestas de San Pedro recordando el pequeño pueblo afrutado de marinos y de esbeltas embarcaciones que fue Arrecife y agradeciendo a la Sociedad Democracia su constancia o ilusión demostradas anualmente en la organización de estas fiestas. “Arrecife, como digo, ha sido a lo largo de los años el objetivo de esta sociedad. En el seno de sus reuniones y discusiones no se habla de un grupo de socios, de una parte de la sociedad municipal, se habla de la totalidad, de los intereses de todos cuantos vivimos en este pequeño territorio, sobrepasando, afortunadamente, el mapa de sus estrictos cometidos.

Las puertas de la sociedad han estado abiertas, sus salones han sido ofertados para la creación cultural y artística y en ellos, socio y no socios han disfrutado de la música, el teatro y de un número importantísimo de charlas, conferencias, debates y exposiciones.

Desde su antigua sede en la calle León y Castillo hasta esta actual, la sociedad ha sido un lugar de encuentro sin parangón. Un lugar iniciático para los jóvenes, quienes en la festividad de San Pedro hacían su entrada en la Sociedad, en la sociedad con mayúscula, en el seno de la entidad municipal que es Arrecife.

Es pues la Democracia una puerta al municipio, un aprendizaje para la comunidad, para entender la historia de este Puerto. Un lugar cada vez más necesario, ahora que todo tipo de asociación cultural y social parece andar en crisis, porque los nuevos tiempos arrastran consigo mucha confusión y la gente parece ir de un lado a otro preguntándose acerca de aquellos antiguos valores que nos atrajeron para vivir reunidos en esta parcela de tierra y mar. Hemos de recuperar el viejo espíritu de sabernos parte de las cosas.

Por lo mismo que ustedes hace apenas dos años pusieron en marcha la segunda época del boletín informativo denominado “La Marina” y por lo mismo que han ofertado su foro al debate acerca del litoral, habiéndose celebrado distintas e importantes reuniones en las que se dieron citas arrecifeños de distintas condiciones e ideas, mi gabinete municipal ha empeñado su palabra en hacer de este Puerto un lugar para disfrutar, una ciudad vivible y habitable, que pueda ser querida, enriquecida y respetada. Y en ello se exige todo el esfuerzo de cada uno de los ciudadanos, pues no es área exclusiva de ayuntamiento, ni de los que gobiernan en trozos de cuatro años, sino de todos, y más, si cabe, de aquellos que como ustedes mantienen vivo el fuego de una idea prendida allá en 1850, una lámpara que ha dado luz y ha descubierto las excelencias de los caminos, en una época que tal vez fue oscura y negra para quienes no tenían nada que llevarse a la boca, no tenían más patria y hogar que un mar inquietante, fabricador de naufragios y viudas.

Presten ustedes, como históricamente lo han hecho, sus manos, en dibujo de saludo, para levantar lo que ha caído al suelo, lo que se nos ha ido al olvido. Así, estoy seguro, que esta ciudad será como la ciudad que soñamos, como aquella que recordamos en cada conversación: el Puerto que aún vive en la boca de los marinos que conversan sentados en el muelle de la Pescadería, en Naos o en cualquier trozo de nuestro litoral.

Cuando era nueva la capitalidad de la isla, ganada por el desarrollo de nuestra economía, por la importancia de nuestros puertos y porque los tiempos se acomodaban a otros devenires, esta Sociedad prestó todo su apoyo, y éste fue un referente articulador que vertebró a los arrecifeños e hizo posible entendernos dentro de la isla con un nuevo compromiso: consolidar la capitalidad para desde ella potenciar a toda la isla y adaptarnos a tiempos que iban a ser distintos.

Hemos pasado por etapas de frialdad económica que hemos sabido paliar gracias al mar y su generosidad y también por momentos beneficiosos que nos ha permitido mejor acomodación y plantar cara al futuro sin necesidad de abandonar el territorio en penosa emigración, En los últimos años, la palabra crisis entró en nuestro vocabulario e hizo tambalear nuestros sueños. Ahora, poco a poco han ido naciendo nuevas vientos, nuevos vientos que son frescos y firmes, por lo que debemos fabricar nuevas velas y nuevos barcos que hundan su quilla y naveguen valientes. Hay que enrolar nuevos marinos, de mirada joven, de manos jóvenes, expertos por haber escuchado palabras de los viejos navegantes. Será la ciudad y sus salientes al mar el plano de todos nuestros conocimientos y pide, con toda sinceridad que hagan ustedes de esta sociedad el faro que indique la entrada al puerto. Entonces, nadie navegará mares sin marcas y nadie se perderá en la oscuridad”.

El alcalde de Arrecife, finaliza deseando unas muy felices fiestas de San Pedro a todos los lanzaroteños. “Vine a pregonar las fiestas de San Pedro y he hablado de la ciudad y de los compromisos que hemos adquirido en torno a ella. He de ser breve, pues esta misión mía sólo consiste en desearles a todos una muy buena celebración y que éstas sean las mejores fiestas de su vida, las que nunca se vayan del recuerdo y habite para siempre en el cuerpo y en la memoria.

A cada generación le toca un trozo maravilloso de recuerdo, nacido al soco de la juventud. En esta Sociedad yo pude disfrutar de ese instante del que les hablo, una fuerza intensa y destellante como un relámpago, que ha dado luz a los años posteriores.

Por San Pedro crece el júbilo y se esperan los bailes y las veladas nocturnas como cuando niño esperábamos los regalos de los Reyes. En torno a estas fiestas y en espera de ellas fuimos deshojando el calendario de nuestro propio tiempo; ahora, casi sin darnos cuenta, aquellos chiquillos que fuimos peinamos canas, pero estamos aquí, fieles a la celebración, porque sabemos que no sólo se trata de bailar, sino de reafirmamos en la idea de los fundadores de le sociedad: tener a Arrecife como compromiso.

¡Qué viva San Pedro y que viva esta Sociedad y el Puerto que la acoge!” (…)

Anuncios
Categorías: Pregones La Democracia | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: