Pregón del Carnaval 2013

 volverPOR    JOSÉ GARCÍA HERNÁNDEZ 

Fotos del pregón

pregonero -2013 

         

Yo soy chino mandaringui
vengo a ver los carnavales
porque oí decir en Hong-Kong
que en Arrecife son insuperables.

Cogí un junco en Taiwán
y acostado en una estera
me rompí una cadera
y no puedo bailar Can-Can.

Por un plato de ensalada
me la arregló un médico chino
que compartíamos destino
y de polizonte viajaba.

Me la dejó emparejada,
con algún pequeño destrozo,
y con una gran marejada
me muevo como el reboso.

Desembarqué en Bangkok,
bebí agua de una tinaja
y cogí una enfermedad
que me puso la piel grana,
el rojo con el amarillo
me puso cara de hada
y el natural de mi cara
se quedó anaranjada.

Ahora soy chino mandarina
un color que está de moda
y ya podrían pintar
del puente las dos bolas.

Y las lindas autoridades
podrán ver desde lejos,
que los arcos y las bolas
ya necesitan un arreglo,

se han caído unas piedras
y nadie sabe el destino,
y eso ya no lo arregla
ni el médico chino.

Hace unos días he visto
obreros en el camino
reparando lo que el tiempo
arruina en su desatino.
Algunos desperfectos
han dejado apañados
sin embargo, de los tres arcos
uno está triste y desdentado.

Está Arrecife muy bonito
con los elegantes cruceros
pero si llegan un domingo
solo está abierto el dulcero,

Y es que los empresarios
no se percatan
que ¡cuando hay marea,
golpea la lapa!

imagínense ustedes
un crucero de diabéticos
si solo abre el dulcero
el asunto es esperpéntico

Hay que ponerse las pilas
y obrar en consecuencia
que las únicas oportunidades
son las que se presentan.

Y, ¡Dios mío, con las reducciones!,
y qué intranquila la vida de hoy
que tú vayas feliz por la calle
y en la esquina te reduzca Rajoy.

Si vas de vacaciones una semana,
pues te tranca la alemana,
y esa no perdona ni tiene gracia,
si no pregúntenle a los griegos
jay, que desgracia!
que de un plumazo la Merkel
les cepilló la democracia.

Se quedaron los banqueros
hasta con la calderilla
y no va ninguno al trullo,
van a misa porque tienen capillas
y nosotros al paro por ser capullos.

iAy!, ¡ay!, los financieros
si tuvieran más tiempo
se quedarían con Jesús
y con el templo.

Menos mal que a nosotros
se nos arreglan los problemas
pues entramos en la nueva era
y seremos ricos con las petroleras,

a cambio, solo tenemos
que darles las islas
para que hagan con ellas
lo que ellos quieran.

Dentro de 10 años
tendremos playas nuevas
no de arenas limpias
sino bien negras,

las islas del paraíso
se convertirán en escoria
y se lo deberemos todo
a nuestro querido Soria,

que dice que piensa mucho
en las islas y su futuro,
y nosotros, en poco años,
del pan pasamos al mendrugo

Que nadie tome
a ofensa lo que les digo,
pues este idioma nuevo
me da Wert-igo,

en chino es más fácil
lo que les digo
pues con muchos dibujos
escribimos libros.

Como me he apartado
un poco del Carnaval,
cojo respiración
y vuelvo a empezar.

Que todos nos divirtamos
por nuestras calles,
alegrando la vida
con los carnavales,

y si hace falta pasta
conseguiremos fideos
porque de la otra
hace tiempo que no veo.

Podemos preguntarle
al ilustre chino Gao Ping
cómo conseguir pasta
de esa que hace clin clin,
y librarse de la cárcel
de Tahi-Chín,

que les explique el truco
a los de este lado,
que preferirán lo suyo
a estar imputados.

Dice el médico chino,
en su libro de tapa azul:
«el que no diveltilse en calnaval
debe de sel muy gandul».

Así que amigos míos
vamos a estar laboriosos.
colocarnos la peluca,
y salir disparado al coso,

que en el cielo, Tomillito, Gerardo,
Gabriel, Juan Negrín y Ceferino
tienen montada tal comparsa
que hasta los ángeles pierden el tino.

Este año al empezar
por un camello alteroso
el rey Carlos-Baltasar
por poco pierde el rostro.

De tanto bamboleo
se llenó de cardenales,
pero no es tanto el jaleo:
la Iglesia los tiene a millares

El camello, tuche que tuche
no por vicio sino por cuenta
pues este año «Los Buches»
ya están cumpliendo cincuenta.

Como vengo de un país
que somos millones
les he traído de regalo,
una tonelada de condones.

Así no se llena esta isla
de tantísima gente,
pués hay otros asuntos
que son más urgentes.

Ya cumplo con mi cometido
y termino con los gritos,
para despertar al dormido
y ajustarme a lo típico

¡Qué viva el carnaval!,
¡qué viva el Puerto de Arrecife!,
¡qué vivan las alegrías!,
(y para que el último verso rime)
¡qué viva también mi tía!

Pepe García
Chino Mandarina
Carnaval de 2013
Arrecife
Anuncios
Categorías: Pregones de Carnaval | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: