Pregón del Carnaval 2014

 volverPOR    MURGA “LOS INTOXICADITOS”

Fotos del pregón

intoxicaditos

 Sr. Alcalde, ilustrísimas autoridades, amigos, ciudad de Arrecife, buenos días.

Muchos se preguntarán que hacen todos estos chinijos tan contentos y nerviosillos al mismo tiempo, aquí arriba. Pues les vamos a explicar.

En el mes de Diciembre, nuestro director nos anunciaba que íbamos a ser los pregoneros del carnaval 2014, Unos saltamos de ilusión; otros, nos miramos asombrados. Y los más pequeñitos preguntaban: ¿Qué es eso?… Pero rápidamente supimos todos lo que era: El mayor honor que puede recibir una agrupación carnavalera en su ciudad, la presentación de los carnavales. Y a nuestra edad… Nunca lo olvidaremos.

Pues sí, aquí estamos los intoxicaditos. Una murga infantil que lleva 19 añitos nada más y nada menos, disfrutando y haciendo disfrutar del carnaval.

Hablar de cómo nació esta murga es para nosotros, los componentes actuales, una historia muy bonita que nos han contado nuestras familias y que ahora se la narraremos a ustedes.

Esta murga infantil nació en el año 1995 en el barrio marinero de Valterra. Muchos fueron sus fundadores, tantos que no los nombraremos ahora, porque estaríamos aquí hasta Semana Santa por lo menos.

Eran hijos, nietos, sobrinos, vecinos y amigos de una murga pionera en nuestro carnaval, que nació en el año 1982, llamada los Intoxicados.

Cuando se acerca el Carnaval, a los Intoxicaditos siempre nos recuerdan este cuento: Había una vez unos niños que desde muy pequeñitos disfrutaban el jolgorio que anunciaba que llegaba febrero. Los meses previos ya se notaba en casa un corre, corre y aquellas famosas frases no paraban de repetirse una y otra vez: “Esta noche te quedas con tu abuela, y mañana con la tía que tengo que ensayar”. “Mañana te llevo para que te vayas aprendiendo las canciones”…
Y seguían: Cuando llegaba el gran día del concurso de murgas, desde abajo del escenario tatareaban esas canciones que habían escuchado durante meses en los ensayos y en casa, con la ilusión de llegar a ser de mayores grandes Intoxicados.

Llegaba febrero y veían cómo la casa se llenaba de purpurina, alegría y música. ¡Qué sonrisa se les ponía en la cara cuando veían que les hacían el disfraz igual que el de los mayores!

Cuando arrancaba el Carnaval, acompañaban a los Intoxicados, dando vida con sus canciones y colorido a las calles de Arrecife, a los pueblos, junto con otras murgas también veteranas: La Casa del Miedo, con su bandera del Titi Pepe, Los Relamidos, Los Batateros, Los Gruñones con su peculiar movimiento de bandera, Las Revoltosas, que fue la primera murga femenina afilarmónica y Los Arretrancos, que siguieron el mismo camino.

Y llegó el momento de nuestro nacimiento, nos cuentan cada año nuestros mayores: En el 1995 la familia Intoxicada, después de correr para aquí y para allá todos los rincones de la isla con sus pequeños y ver cómo disfrutaban, se preguntaron: Con tanto chiquillo, ¿por qué no formar una murga infantil, como hicieron Los Arretrancos? Y así nació nuestra murga, hace ya 19 años.

Fueron muchos los que se pusieron en marcha y trabajaron para que naciera esta agrupación. El nombre no les costó mucho pensarlos: de padres Intoxicados, pues niños Intoxicaditos.

Y venga, a formar una directiva, buscar una costurera y sobre todo, a comprar pitos, que nuestra murga infantil ha nacido.
Según nos relatan, fue un bonito trabajo realizado por personas como Miguel Quintero, conocido como “Lito”; el presidente Pablo Luis, también llamado “El Caroso”; Domingo Marrero, que nos preside hoy; Tere Tavío y José Cruz, nuestro primeros directores, que cedieron el paso a Ángel Luis, Elisa, Yanire y Francis.

Fue tanta la ilusión que tenían que al año siguiente, en 1996, dijeron: ¡Ahora falta las Intoxicadas! Y por fin, la familia al completo.

En los primeros años su disfraz fue el mismo que los Intoxicados, eran un montón de payasos, príncipes, arlequines y piratas sobre el escenario.
Pero luego se independizaron, para ser indios, jugadores de béisbol, con sus animadoras incluidas, chinos, mejicanos, rockeros, duendes, galácticos, granjeros, raperos, directores de circo y hasta Mickey y Minie. Y sobre el escenario, todo tipo de canciones, desde criticas hasta humorísticas.

Como dijimos anteriormente, en esta historia fantástica muchos de sus protagonistas fueron Intoxicaditos y hoy son murgueros adultos, componentes de Intoxicados e Intoxicadas e incluso de otras murgas. Y hasta han llegado a ser directores, como Cristina Marrero, David Pérez o Pablo Luis.

Qué bonito es guardar estos recuerdos en un pregón y que todos podamos leerlos. Entre un van y vienen y un cumplir sueños, ya estamos aquí. Nosotros somos ahora los responsables de seguir escribiendo un nuevo capítulo del cuento, con la misma tinta de sueños que entonces. Unos llevamos ya unos cuantos años, otros se estrenan, pero todos, con las mismas ganas y la misma ilusión.

Cuando comienza Septiembre ya nos entra el gusanillo de que empiecen los ensayos, de reunimos todos y coger de nuevo nuestra trompeta.

A mediados de noviembre hay días que cantamos con ganas, y otros sin ganas, algunos nos portamos bien y otros hacemos que nuestro director se enfade ¡Mi madre cómo se pone! Pero todos sabemos que nuestro director nos quiere mucho.

Ya pasadas las navidades se huele a novelería, hay compañeros que dicen que en casa no se puede ni entrar porque tienen disfraces y brillantina en todos los rincones, hasta el perrito tiene purpurina.

Ya llega el gran día, en el que hay que actuar, ya que se notan los nervios, esperando que llegue nuestro gran momento,
Detrás del escenario, con la cara ya pintada estamos acompañados de todas las murgas infantiles: Los Microbios, Los Guacimetitos, Los Retoñitos, Los Chau Chau y Los Gorfinijos. Y en años anteriores,  Los Arretranquitos, Los Tiestos Júnior, Diablillos, Usurpadorcitos y Estate Quietito.

Todos alborotados, ¡es nuestro día!, hay que demostrar los meses de trabajo, esperando el aplauso de nuestras familias y amigos.

Después de cantar nuestras críticas a las autoridades, se nos quedaban mirando, y mientras se reían nos decían “Los chinijos como son”. ¿Te acuerdas, Encarna?

Tenemos muchas anécdotas sobre ella, como cuando le peleaba a nuestro director si la criticábamos.

¿Y cuándo nos pusieron por primera vez el reloj y nos pasamos de los veinte minutos que nos habían permitido? Con eso no daba para empezar.

Comienza la semana de los Cosos, pero eso de caminar ¡cómo nos cuesta! No importa, desde que estamos allí y respiramos Carnaval nos activamos.

Salimos a la calle a divertir a la ciudad de Arrecife, a disfrutar del gran desfile encabezado por los pioneros del carnaval de antaño, los Buches: ¡Chicos cuidado con los culetes!

Después avanzan carrozas, murgas, comparsas, batucadas, grupos, un sinfín de disfraces. ¡Cuánto nos reímos cuando pasa a nuestro lado el Charlot! Y además, qué miedo nos da a algunos cuando pasan los Diabletes de la Villa.

Y nunca olvidaremos el asombro que nos causaba ver los disfraces de Domingo Brito, espectaculares, laboriosos y artesanales. Siempre será para todos nosotros un entrañable protagonista del Carnaval.

El miércoles quemamos a la señora sardina y en esa hoguera termina nuestro Carnaval de Arrecife. Pero nosotros nos queda mucho camino: seguiremos recorriendo los pueblos, dando color, alegría y música.

Y entre todas, una actuación muy especial, la que brindamos a nuestro abuelitos en el Hospital  Insular. Cuando nos ven llegar nos regalan sus sonrisas y nosotros a cambio, les devolvemos un poquito de alegría para cada uno de sus corazones.

Llegados a este punto, queremos invitarles a olvidar los nervios, los problemas, las preocupaciones, ¡la crisis! Y salir a la calle a decir: ¿Me conoces mascarita? Igual que hacía nuestros abuelos.

Porque no debemos de perder nuestras tradiciones, siempre progresando pero sin dejar atrás lo que nos hace únicos.
A los mayores: disfruten, canten, bailen, pero con armonía y moderación, que el carnaval es tiempo de color, de encuentro, de compartir y disfrutar como en ese cuento de hadas que les hemos traído hoy.

Y nosotros, no nos podemos ir sin que nos oigan cantar nuestro himno, esa canción escrita por José Cruz y que nos identifica como murga.

Así que, ¿se acuerdan de aquellos niños del cuento? Si esos, los fundadores de esta murga. Pues los queremos aquí arriba para que canten con nosotros el que fue en su día su himno y hoy es el nuestro.

Además, la murga Los Intoxicaditos les damos a todos las gracias por escucharnos y compartir este momento con nosotros.

Pero no vamos a olvidar las palabras que todos esperan en un pregón. Esas palabras que hay que ponerse serios:
Sr. Alcalde, ilustrísimas autoridades, amigos. En esta ciudad de Arrecife, en el parque Islas Cananas y en este mismo momento, arranca el Carnaval 2014

Anuncios
Categorías: Pregones de Carnaval | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: