Las fiestas según Álvarez Rixo

Fuente: Pregón San Ginés 2000

Por Félix HormigaFelix Martin Hormiga- 2000-prologo

(…) Recordando de nuevo a Rixo, respecto a las fiestas de San Ginés, menciona:

“En la víspera del patrono S. Ginés usaban embanderar la plaza, y atormentar el lugar con pedrerazos. La propia noche hay fuegos artificiales; y como el lujo progresa se han traído ya estos del norte dicho año 1803, en que fueron proveedores el Sr. Álvarez y D. Lorenzo Cabrera.
Entre las ruedas de fuego venían algunas designadas para rodarlas desde el puente sobre aquel tranquilo mar, y aunque no todas salieron bien, se ejecutó con admiración. Regularmente el 25 de agosto, hace sol que raja las piedras, no obstante, desde la una de la tarde hasta las cuatro, se embarcan en el muelle infinidad de camponeses (campesinos) de ambos sexos, para dar una vuelta por el puerto. Si casual o por malignidad de los barqueros, caen al mar algunas mujeres, es la mejor diversión para ellos al verlas aboyadas, merced a las muchas enaguas de seda que llevan. Por la noche se baila casa del proveedor, si tiene casa proporcionada, o en la de alguna otra persona que gusta que la gente se divierta, y los concurrentes comunes así que vuelven del embarque se retiran a sus lugares montados en camellos.

Las damas han adoptado las modas de Tenerife, se sale con gorra de paseo, se va a misa con basquiña y mantilla con blandas; estas empezaron a tener uso desde el año 1799, por las que de allí vinieron; otras van de manto y saya, y las pobres con mantilla blanca de bayeta. El traje de estas sigue el uso de la tierra, poniéndose la misma caperuza que los hombres pero de una manera inversa”.

Nos da Rixo unas claves que indican cómo el Puerto del Arrecife se convierte durante San Ginés en el destino de la gente del interior y cómo las diversiones y los bailes tienen un carácter apropiado a los de una pequeña aldea que goza de una situación boyante, pues se refiere a 1805, fecha en que Arrecife tiene algo más de 1.400 habitantes, es decir en 27 años aumentó la población en 1.076 habitantes. Seguiría aumentando pues dos años más tarde, 1805, hasta 1815, se obtienen las mejores ganancias en el comercio barrillero y atrae a numerosas personas de las otras islas.

La situación actual, más globalizada en tanto que afecta también a los otros municipios de la isla, es muy semejante a la diseñada por las oportunidades que entregó a Arrecife el auge barrillero. Pero fue una actividad económica que cayó y que no encontró alternativa alguna para socorrer económicamente a la población acumulada. Así ocurrió también una caída demográfica, tengan en cuenta que en 1834 Arrecife contaba ya con 2.837 habitantes y, sin embargo, en 1845 se bajó la cifra a 1.571, valores que indican el declive económico de la barrilla y la forzada emigración.

Anuncios
Categorías: San Ginés | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: